Sevilla, la gloria misma

Publicado el 8 mayo, a las 18 : 55 PM Print

Sevilla, la gloria misma
Amanece un nuevo lunes.
Las bombillas que alumbraban esa puerta grande, que, nos recordaba las bodas de plata de la vida de Curro y con ella, a toda esa ciudad efímera, ya se encuentra en letargo. Las fiestas de la primavera pasaron y sin darnos cuenta  nos hemos adentrado en un nuevo Mayo y con él comenzamos una nueva letanía de piropos a María, que por algo, Sevilla, es por siempre Mariana.
Después de recordar, durante la semana más santa, la pasión que Cristo sufrió físicamente y que su madre, nuestra madre, sufriría en todo su corazón, solo hay que ver el bello rostro de la Virgen de la Victoria, es necesario recordar que todo acaba en gloria, que siempre ganamos.
Ahora llega el tiempo en el que la Costanilla nos recuerde que toda la Salud proviene de ese niño que sabe curarnos solo viendo su rostro inigualable, la feligresía de S. Bartolomé nos recuerda que después de pasar por un bache de Amargura siempre volverá la Alegría que se muestra en esa leve sonrisa que derrocha elegancia a raudales y en San José Obrero volverán a reivindicar la dignidad de esos oficios que se van perdiendo.
Mientras todo esto ocurre, en el Cerro, en el tiro de línea, en la Macarena, en el Salvador y en Triana irán sacando brillo a la plata de esas carretas que saben bastante de promesas, de cante y de lágrimas de agradecimiento por aquel que sanó. También las casas Salesianas vestirán sus mejores galas festejando, como solo ellos saben, el legado que nos dejó D. Bosco, de recordarnos que María es nuestro Auxilio, ¡Cuantos recuerdos junto a Tí, “Sentaíta”!
Desde San Antonio de Padua saldrá a Pastorear María, en un hermoso risco que nuca será protagonista porque no puede con el bello rostro de la que tiene por cetro un cayado y en Capuchinos, ¡Ay, en Capuchinos! Se vivirá la gloria misma cuando la Pastora, que sale desde la cuna de dicha devoción, nos hará  alcanza la gloria misma, cuando, bajo una salva de cohetes acompañada de cantes de Casellas,  la Madre de Dios se adentre en esa calle , con nombre de cantante de ángeles bellos, y desde las mismas entrañas brote ese viva sin igual que es ¡Viva la Pastora Divina!

Por César Villar. Hermano de la Hermandad de San Gonzalo. Diputado de Juventud durante los años 2004/08

Desde la Torrecilla (por César Villar @Villar_rc), SECCIONES

Related Posts

Post Your Comment

Subscríbete

Al estar subscrito, no te perderás ningún vídeo!